Mis primeras horas con Dead By Daylight

Últimamente tengo un vicio muy grande con este juego. No en plan de jugar noche y día, pero si de aprovechar cualquier huequito para echarle unas partidas. Vengo a contaros lo que es mi experiencia con este maravilloso juego lleno de bugs y con un matchmaking penoso, pero divertido al fin de cuentas.

ss_8e606d2f0d22bc914d90cf56cb5252a00c35bf01_1920x1080

Para el que no sepa de qué va este juego, la idea es muy sencilla. Cuatro supervivientes tienen el objetivo de reparar cinco motores para así activar el mecanismo de dos puertas y así escapar del asesino, o esperar a ser el último con vida y encontrar una escotilla que aparece en un lugar aleatorio y conseguir así huir. El villano tiene que buscar y matar a los supervivientes, o bien dejando que se desangren en el suelo tras golpearlos un par de veces, o bien desangrarlos colgándolos en uno de los múltiples ganchos que se encuentran repartidos por el mapa. Existen otras maneras de asesinar, pero eso ya es con perks desbloqueables según avanzas el nivel del personaje.

20160928235316_1

La puerta para poder escapar

La ventaja de los supervivientes es que pueden encontrar baúles con cajas de herramientas para sabotear los ganchos y hacerlos inservibles, botiquines para curarse a si mismos y linternas para deslumbrar a los asesinos. Además, éstos pueden arreglar motores en grupo o solos, pueden curarse entre ellos sin botiquín y lo más importante: pueden descolgar a otro compañero de un gancho. Sigue leyendo